Una familia va a una región de Italia a visitar a un escritor a su casa. Cuando llegan al pueblo, no encuentran la casa y le preguntan a varias personas, hasta que una señora les dice donde está y que está encantada. Ellos lo toman como una broma, incluso se ríen de la señora por su credulidad, pero los dos niños se alegran por la idea de conocer a un fantasma. Fueron hacia el castillo, donde les esperaba su amigo escritor con el almuerzo preparado. Les contó la historia del hombre que construyó el castillo, el que mató a su mujer y después se suicidó. Les dijo que el espíritu aún vagaba por el castillo a medianoche. Después de la comida exploraron el castillo, incluso la habitación del fantasma, que les llamó mucho la atención. Después fueron a la plaza, y tras volver al castillo y cenar, se quedaron a dormir. Se durmieron tranquilos, pero se despertaron en la habitación del fantasma Ludovico, ella muerta y el confuso.

 Los interesados en leer el texto de Gabriel García Márquez podéis pinchar aquí

About these ads