¡Todo era depresión… depresión!
No había nada más que depresión
en todas partes se encontraba depresión
no se podía hablar nada más que de depresión
depresión bañada por lágrimas, y su injusticia,
depresión con corazón de roble, siempre se rompe…
depresión que aviva la preocupación de tus amigos, los de verdad
depresión chorreante de amor,
cubierta por risas falsas
depresión atada a sus accesorios, el desengaño,
que se basa en una falsa realidad construída.
depresión y depresión, ¡Siempre habrá una depresión!