Dentro del grupo de creencias sobre el Más Allá hay gente que cree en diferentes temas: apariciones de vírgenes, espectros que aparecen en sueños, marcas con forma de cara en los sitios más extraños…  Muchísima gente cree en este tipo de cosas, pero es cierto que la mayoría de personas son de la tercera edad.
     
Por otro lado están la adivinación y las cartas, en las que muchos se aprovechan del dinero de los desesperados por medio de números telefónicos con el prefijo 806, camelando a la gente con falsas predicciones.      
      En diversos programas televisivos aparecen personas que se sacan unos euros ablando sobre farsas y mentiras bien montadas. Pero claro, esto no es nuevo gracias a nuestro querido cristianismo (hablando irónicamente), que ya desde hace dos mil años nos vende la historia de Dios (con “d” mayúscula) y Jesucristo.

      En fin, cada uno puede tener sus creencias, ya que este es un mundo liberal y de todos. Allá cada uno con su conciencia . Yo, personalmente, me niego a creer en horóscopos y demás.